jueves, 27 de junio de 2013

GLICINIAS GRISES


TÉCNICA DE PINTURA JAPONESA. SUMI-E
Foto, dibujo y texto: Almudena Varona

En cierta ocasión una AMIGA me regaló unas semillas de glicinia, 
pero cayeron en el olvido de algún cajón, 
y a pesar de buscarlas largo tiempo, nunca supe donde pararon. 
Así como es evidente, nunca las planté 
y como bien se entiende, nunca  germinaron.
 ¿O si?

Dijo un pensador una vez, Henfil, algo 
que hoy me servirá para explicar cosas:

“Si no hubo frutos, valió la belleza de las flores, si no hubo flores, valió la sombra de las hojas, si no hubo hojas, valió la intención de la semilla.

Y hoy lo que cuenta es la intención que también se dibuja 
en este papel de arroz que regalo.

Cuenta la historia que grandes emperadores y nobles japoneses  regalaban bonsais de glicinas como símbolo de gran disponibilidad y buenas intenciones, asociandose a esta flor el sentido profundo de  Amistad, quizás posiblemente, porque el significado de glicinia es: 

 “ME AFERRO A TI 
como bien lo hace al muro o a la pérgola esta planta. 

Y hace unos días aquella que hace el motivo de mi regalo de hoy, 
volvió a preguntarme por la germinación de aquellas semillas.

Hoy, con el sabor agridulce que me toca, le cuento,
 que aquellas semillas, crecen ahora, en una cueva sin luz
 entre pájaros, y otras plantas nocturnas. 
Y que caen de allí colgando unas flores grises y negras, 
de pequeñas pinzas en cuerdas.

 Pero quizás, la intención de la flor que se regala 
es más grande que su "no fragancia" o su "ausencia de color",
 quizás, para decirle, que las semillas que se regalan,
 de alguna manera siempre florecen, 
y las flores que se reciben, sean en cuadro, en papel o en jarrón,
 siempre sienten el trasluz que late en la persona. 

A veces, en ese trasluz, se sienten sus sonrisas, 
 y otras, quizás, como hoy, su dolor.

Mi pequeño homenaje a Iballa y a Guillermo  

Almudena Varona
www.lavidacuentacuentos.com


domingo, 23 de junio de 2013

EN LA RAMA DE UN ARBOL


TECNICA DE PINTURA JAPONESA.  SUMI-E
Foto, texto y dibujo: Almudena Varona

"Cuando uno echa la vista atrás y rememora el tiempo pasado, el mismo tiempo le hace guiños. 

Pequeños clicks en el tiempo...

...que perduran.

 El colegio, los amigos, los profesores.

Y algo de todo eso, permanece
 y viaja para siempre, en una maleta viajera, 
como quien lleva un dibujo, un libro o una canción. 

Algo que al verlo de nuevo, 
no importa cuanto tiempo después, 
nos retorna en un suspiro,
a ese click en el tiempo."



ENEN LA RAMA DE UN ARBOL 


En la rama de un árbol charlaba un “Pardillo sizerin” 
con un “Escribano cerillo”:

  Escribano maestro, yo quiero volar como usted algún día y mover con la misma elegancia mis alas, decía el pequeño pardillo intentando alzar el vuelo sin suerte.
Si, mi pequeño sizerín, 
tanto más quiero yo que alces el vuelo
 con tus vigorosas alas, pues, 
si aún no lo sabes, 
verte a ti en pleno ascenso 
es lo que aviva, estimula,
 y da valor a las mías”.

Te llevaremos en nuestra maleta Diana.


Almudena Varona

Safe Creative #1306245319488

sábado, 1 de junio de 2013